Vacunación de COVID-19 en pacientes con implantes de ácido hialurónico

descarga

La AMECLM se une a este comunicado, pero advertimos que cualquier vacuna puede actuar como adyuvante en personas genéticamente predispuestas a desencadenar un síndrome Asia (inflamatorio autoinmune), que puede producir reacciones adversas en pacientes con materiales de relleno, sobre todo permanentes.

Tras los primeros resultados publicados de los ensayos clínicos, en fase 3, de la vacuna contra SARS-CoV-2, y ante la inminente comercialización de dichas vacunas, queremos llamar la atención sobre los posibles efectos que éstas pueden tener sobre los implantes de ácido hialurónico.

La vacunación es un elemento de seguridad fundamental. A día de hoy, consideramos que es la forma más potente que existe para evitar las consecuencias negativas de la pandemia de COVID-19. Existe evidencia a corto plazo de que las vacunas salvarán vidas y ayudarán a combatir la enfermedad, haciendo posible su control, como se ha demostrado en miles de personas que han participado en los ensayos clínicos, durante las distintas fases de desarrollo de las mismas.

Según una información publicada en la web DrugDiscoveryTrends.com, la Dra. Rachel Zhang, oficial médica de la FDA en el Comité Asesor de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados, refirió que tres personas desarrollaron hinchazón facial o de labios después de recibir la vacuna de Moderna en el ensayo fase 3, el cual incluye un total de 30.000 voluntarios. Dos de esos pacientes tenían rellenos dérmicos previos en las mejillas, dentro de los seis meses anteriores a la vacunación. El otro había recibido relleno dérmico en el labio dos días después de recibir la vacuna. El paciente con hinchazón de labios informó de una hinchazón similar en el pasado después de recibir una vacuna contra la gripe. Zhang también informó de que la hinchazón se resolvió después del tratamiento con esteroides o antihistamínicos.

Sabemos desde hace años que la reacción inmunitaria frente a infecciones víricas puede generar este tipo de reacciones, que son transitorias y se resuelven con el tratamiento mencionado. Incluso se consideran un efecto secundario muy raro de la vacuna antigripal.

Nos parece importante mandar un mensaje de tranquilidad al colectivo de la Medicina Estética, y recordar que el seguimiento de la vigilancia de la seguridad de las vacunas corresponde a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), en colaboración con la red de agencias de los países de la Unión Europea (UE) coordinada por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), y la participación de Comunidades Autónomas (CCAA).

La SEME, como sociedad médica y científica, tiene como principal objetivo preservar la salud de los pacientes de Medicina Estética, además de un serio compromiso por la Salud Pública, por lo que os recordamos que disponemos de un servicio de Farmacovigilancia propio que comunicará a la AEMPS cualquier efecto adverso relacionado con nuestra actividad.

Se prevé realizar diversas acciones informativas para que tanto los profesionales sanitarios como los ciudadanos dispongan de información actualizada acerca de la seguridad de las vacunas frente a la COVID-19, aportando información sobre las evaluaciones que se lleven a cabo, respuestas a las preguntas más frecuentes e informes periódicos de los acontecimientos adversos notificados en España con instrucciones para su correcta interpretación.

Copyright 2015 © AMECLM | Todos los derechos reservados