La AMECLM reclama la implicación de las instituciones para impedir la implantación de la normativa de los enfermeros

ameclm_footer

La Asociación de Medicina Estética de Castilla-La Mancha (AMECLM) ha puesto en marcha una intensa campaña institucional, con la finalidad de conseguir la implicación de las administraciones y organizaciones competentes y parar la normativa que pretende implantar el colectivo de enfermeros, que les arroga capacidades propias de los médicos estéticos.

De acuerdo con la petición de ayuda de la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), la AMECLM ha enviado sendas cartas a la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha, Consejo Autonómico de Colegios de Médicos de Castilla-La Mancha y colegios de médicos de Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo, para denunciar la situación y solicitar, a la mayor brevedad posible, reuniones con el fin de impedir la puesta en marcha de la normativa de los enfermeros.

Recientemente la SEME ha alertado sobre la aprobación, por parte del Consejo General de la Organización Colegial de Enfermería, de la Resolución 19/2017, del 14 de diciembre de 2017, que pretende ordenar competencias “en el ámbito de los cuidados corpoestéticos y en la prevención del envejecimiento”, aprovechando que se trata de “un campo huérfano de regulación normativa profesional”.

En dicha normativa los enfermeros pretenden arrogarse la capacidad de realizar historias clínicas, y planificar y aplicar tratamientos e intervenciones. Se citan expresamente laserterapia (abarcando eliminación de tatuajes, depilación, flacidez, problemas vasculares, manchas…), infiltraciones faciales y corporales (toxina botulínica, ácido hialurónico, plasma rico en plaquetas) o cirugía menor (verrugas).

Las cartas enviadas por la AMECLM ponen de manifiesto que esta regulación de los enfermeros infringe varias normativas nacionales: Ley del Paciente, bases para la autorización de centros sanitarios, o regulación del uso de toxina botulínica y PRP.

La AMECLM hará cuanto esté en su mano para impedir este atropello, que además de ser un caso claro de intrusismo, provocaría graves problemas de salud y estéticos a los pacientes, que estarían sometidos a tratamientos sin la debida preparación y experiencia por parte de los enfermeros.

Copyright 2015 © AMECLM | Todos los derechos reservados