Técnicas y Tratamientos

Antienvejecimiento

Una de las consultas más habituales es el tratamiento y prevención de los efectos del envejecimiento propio de la piel. Este proceso se caracteriza por:

  • Pérdida de elastina y de colágeno
  • La piel se presenta más seca y ajada
  • La epidermis está mas adelgazada y el estrato corneo tarda más en regenerarse
  • Disminución de su secreción sebácea
  • Vascularización disminuida

Este campo se trata con gran variedad de tecnologías y medios cosméticos en los que se trata en conjunto todos estos efectos, consiguiendo una mejora en la apariencia de la piel y en su luminosidad.

Para conseguir el efecto de rejuvenecimiento de la piel se aplican técnicas como:

  • Radiofrecuencia, para redefinir el ovalo y compactar la piel)
  • Fotorrejuvenecimiento facial no ablativa, para homogenizar la tonalidad y textura de la piel)
  • Electroporación-transdérmica y mesoterapias faciales, que potencian una hidratación a nivel profundo

De esta manera se consigue prevenir los efectos del tiempo y agentes externos.

Blanqueamiento dental

Consiste en la aclaración o eliminación de las manchas o coloraciones no deseadas en los dientes, que son consecuencia de hábitos como fumar, ingerir algunas bebidas o alimentos (café, refrescos de cola, cítricos, espinacas, vino tinto). Otras veces se deben a alguna enfermedad, traumatismos o a tratamientos con fármacos como la tetraciclina durante la infancia.

El objetivo es conseguir el blanqueamiento sin dañar el esmalte o la dentina. Para eso se aplican geles oxidantes fotosensibles. Estos productos se filtran a través del esmalte y provocan la oxidación de la dentina, lo que produce un aclaramiento de los tejidos dentarios. El resultado dependerá de cada paciente, quien durante cierto tiempo no puede usar ni pastas dentífricas ni enjuagues.

Existe un tratamiento con peróxido de carbamida que se puede realizar en el propio domicilio. En este caso, el producto se aplica a una férula que se amolda a los dientes y que se coloca de noche. En las clínicas, se suele utilizar peróxido de hidrógeno, que requiere la aplicación de luz de plasma, luz láser o lámpara de polimerizar para su activación. La duración aproximada del tratamiento es de una hora. Actualmente se está ensayando un nuevo sistema que utiliza ozono.

Carboxiterapia

Es un tratamiento no quirúrgico en el que se usa terapéuticamente el anhídrido carbónico (CO2) por vía percutánea, subcutánea o intradérmica. Se aplica para mejorar la microcirculación sanguínea en caso de úlceras vasculares, para reducir los tejidos grasos (mediante la ruptura de la membrana de la célula grasa) y para rejuvenecimiento cutáneo. En este último caso, se consigue una oxigenación que mejora notablemente la elasticidad de la piel. También se utiliza como complemento de la lipoescultura.

La terapia consiste en microinyecciones de CO2 médico en la zona a tratar, mediante una finísima aguja conectada a un aparato que regula la velocidad del flujo, el tiempo de infusión y la dosis. Este gas no representa ningún peligro, puesto que es el mismo que expulsa nuestro cuerpo a través de la respiración. Los tratamientos corporales suelen ser de unas 20 sesiones, que se suelen realizar dos veces a la semana. Los tratamientos faciales se suministran una vez a la semana. Cada sesión requiere unos 20 minutos y el paciente puede reanudar sus actividades habituales inmediatamente.

Depilación permanente con láser

Cada vez somos más las mujeres y hombres que buscamos algún método de depilación permanente que nos evite volver a estar pendientes de la depilación por medios tradicionales. Por ello, la Medicina Estética ha desarrollado tecnologías que pueden aportar a sus pacientes una depilación permanente. Son fuentes de luz tipo láser que tienen el objetivo de destruir la raíz del vello para impedir que éste vuelva a crecer. El láser Alejandrita y el láser de diodo son los únicos que se consideran láseres médicos y tienen la suficiente potencia para conseguir óptimos resultados.

La depilación con láser ha sufrido incontables manipulaciones y se ha llenado de falsas promesas que decepcionan a los pacientes cuando éstos no encuentran al profesional adecuado. Para evitar que esto siga sucediendo es necesario que el gran público sea debidamente informado y sepa dónde acudir.

Las sociedades científicas insisten constantemente en que los equipos médicos de depilación por láser son los únicos que tienen la potencia suficiente para eliminar el vello de forma permanente. Hay muchos equipos de otras características que pueden originar su debilitamiento, pero no su destrucción. Asimismo, también advierten que este tipo de procedimientos debe realizarse en un centro autorizado por las autoridades sanitarias y debe estar dirigido por un profesional médico. Éste tiene la obligación de informar debidamente al paciente sobre los posibles resultados que se pueden obtener, según la zona a tratar.

El láser médico de depilación emite una energía muy intensa que tiene gran afinidad por la melanina, el pigmento que le da su color al pelo. Cuando la raíz del vello recibe esa gran cantidad de energía se produce la destrucción de las células encargadas de la regeneración de ese folículo piloso, con lo que no sólo nos aseguramos una depilación más apurada. Nos estamos asegurando de que ese vello no volverá a aparecer.

Mi experiencia profesional con el láser de diodo es muy amplia. Supone la tecnología con más experiencia de uso y la única que asegura una depilación permanente en todos los tipos de piel, pudiendo trabajar con total seguridad incluso en pieles bronceadas.

Para minimizar los riesgos y asegurar el máximo confort de nuestros pacientes, la mayoría de los equipos médicos cuentan con un sistema de refrigeración que convierte la depilación láser en un procedimiento mucho menos molesto de lo que pensamos. En zonas especialmente sensibles, es conveniente la aplicación de crema anestésica para evitar la sensación dolorosa.

Dr. Eduardo de Frutos Pachón (eduardo@kalosestetica.com)

Director médico de “Kalos Medicina Estética”

Rinomodelación sin cirugía

Del equilibrio entre volumen y proyección de la nariz depende en gran parte la belleza de la cara. Ya disponemos de técnicas mínimamente invasivas que nos permiten modelar la nariz de forma ambulatoria (sin cirugía), mediante el uso de material de relleno biocompatible y reabsorbible.

La rinomodelación, como su propio nombre indica, se trata de una remodelación nasal sin cirugía que permite que el paciente se ahorre muchas molestias y riesgos. Es un procedimiento sencillo y rápido, que se realiza en sólo quince o veinte minutos, mediante la infiltración de pequeñas cantidades de relleno en puntos muy concretos con el propósito de ocultar los defectos y elevar otras zonas clave, para obtener un perfil armónico de forma instantánea. Los excelentes resultados que podemos conseguir nos permiten no sólo corregir inestetismos, sino también darle a esa nariz un aspecto totalmente distinto, de forma ambulatoria y permitiendo que el paciente siga con una vida completamente normal. La única recomendación es que no se ponga gafas durante las 3 horas siguientes al tratamiento.

Otra característica muy importante de este tratamiento es que utilizamos un material de relleno reabsorbible y totalmente biocompatible. Esto supone una garantía de seguridad.

Otra de las ventajas que tiene el tratamiento ambulatorio es que, dada su sencillez, podemos realizar el cambio en dos o tres sesiones, por lo que el paciente va viendo el resultado paulatinamente y decide cuál es el resultado que realmente quiere. Sin embargo, cuando el paciente está en un quirófano, tiene que conformarse con el resultado que encuentra cuando le quitan el vendaje.

No siempre la rinomodelación podrá sustituir a la cirugía, pero sí hay muchos casos que se pueden beneficiar de esta nueva técnica mínimamente invasiva que además aporta una sustancial diferencia de precios. En cualquier caso, para alcanzar el objetivo de belleza y armonía del rostro con este tratamiento, es imprescindible un manejo muy sutil de la técnica y un estudio individualizado de cada paciente, pues estamos hablando de un tratamiento médico que debe ser realizado por médicos con preparación específica en la materia. Por ello, es muy importante ponerse en manos de un buen profesional que sabrá asesorarnos sobre cuál es el tratamiento más indicado en cada caso particular.

Dr. Eduardo de Frutos Pachón (eduardo@kalosestetica.com)
Director médico de “Kalos Medicina Estética”

Copyright 2015 © AMECLM | Todos los derechos reservados